¿Crees que conseguir un estilo industrial únicamente con la decoración es posible?

Cuando pensamos en tener una vivienda o negocio con un diseño basado en antiguas fábricas, nos vienen a la cabeza cientos de imágenes.

Ahora bien, ¿es factible adaptar nuestra casa o local únicamente con algunos elementos?

La respuesta corta: no (a no ser que cuente con una arquitectura de este estilo).

Y ese es uno de los grandes problemas a la hora de buscar información sobre este tema.

Solo se centran en motivos decorativos.

Pero como seguro que quieres saber realmente cómo transformar tu casa, aquí te vamos a dar todas las claves.

Sobre todo, arquitectónicas o constructivas.

Aquí descubrirás «los secretos» para iniciar un proyecto de éxito.

Vamos a ello.

Origen de la arquitectura estilo industrial.

El origen de la arquitectura estilo industrial, o también denominada estilo loft en los últimos años, se remonta al siglo XX.

Concretamente a la década de los 50.

Además, hubo un punto neurálgico donde se forjó todo: Nueva York.

Pero viajemos un poco más al pasado.

El siglo XVIII es conocido por todos por ser el inicio de la Revolución Industrial.

Gracias a ella, los métodos de trabajo más tradicionales, dieron paso a la producción industrial y mecanización de cientos de procesos.

origen del estilo industrial

¿Y qué tiene que ver esto con la decoración o diseño que nos interesa? Pues todo.

En EE. UU., al igual que en múltiples países, se construyeron innumerables fábricas y centros de trabajo.

Pero el aumento de la población, y por ende, de la producción, hizo que muchas factorías se mudaran a las afueras de las ciudades, dejando miles de centros laborales abandonados o en desuso.

Y es ahí cuando volvemos a principio de 1950.

En esos años, una fuerte inmigración, ya fuera nacional o externa o personas de bajos recursos, buscaban una oportunidad en grandes ciudades como Nueva York.

Sin embargo, en la mayor parte de los casos, un limitado poder adquisitivo, imposibilitaba conseguir viviendas más clásicas.

Fue en ese momento, cuando se empezaron a alquilar o adquirir pequeñas naves o fábricas, adaptándolas a lo que iba a ser uno de los estilos más deseados.

Poco a poco, muchas personas, entre los que destacaban artistas y bohemios, se dejaron llevar por este tipo de viviendas para conformar su estudio y hogar todo en uno.

Y es ahí cuando ya se asentó un diseño que hoy sigue teniendo multitud de defensores: el estilo industrial.

estilo loft

Características del estilo industrial.

Debemos conocer una serie de características de las viviendas o negocios con carácter industrial.

Como en cualquier personalidad de diseño, es normal encontrar ciertas variaciones entre una propiedad y otra.

No obstante, hay ciertos rasgos en general comunes que los podemos resumir en los siguientes puntos:

Naturalidad.

Uno de los puntos fuertes es que hace uso del espacio de manera natural.

Principalmente de la arquitectura.

Eso quiere decir que deja a la vista muchos elementos, que, a priori, se ocultarían con “ornamentos” en otro tipo de construcciones.

Por ejemplo:

  • Tuberías.
  • Ladrillo visto.
  • Columnas de hierro.
  • Revestimientos y suelos industriales.

Ahora bien, tengamos en cuenta que esto se da en casos en los que la construcción realmente pertenecía a una factoría.

componentes del diseño industrial

En la actualidad, hay muchas edificaciones más clásicas, pero que se tematizan con este estilo industrial y que carecen de esas señas de identidad antes de su transformación.

Acabados y decoración ecléctica.

Esta es una gran peculiaridad del estilo loft.

Lejos de seguir una armonía de uno o dos materiales, lo que se hace es crear un equilibrio con muchos de ellos, entre los que destacan:

  • Madera.
  • Metal.
  • Cristal (sobre todo en grandes ventanales).

ventanales estilo industrial

Espacios abiertos.

Sería muy complicado conseguir un estilo de este tipo sin tener un espacio diáfano.

Libre de barreras o tabiques.

¿Eso quiere decir que el baño y las habitaciones están a la vista?

No, lógicamente el cuarto de baño siempre está rodeado de tabiques.

Incluso también puede haber habitaciones, aunque también es muy común que esté todo integrado en salón, comedor, cocina y dormitorio.

Eso ya depende de las circunstancias y gustos de cada uno.

nave convertida en vivienda

Suelos salvajes.

No, no te vas a encontrar suelos llenos de hierba o piedras 😛 .

Con suelos salvajes nos referimos a que los acabados, serían los materiales más típicos de lo industrial, como el cemento u hormigón.

Sin embargo, para ser honestos, eso no resulta muy práctico hoy en día.

Sobre todo, a la hora de limpiar y calentar el espacio.

Por eso hay soluciones que, sin dejar que aparenten ser materiales naturales, nos permites las comodidades necesarias para vivir o disfrutar del espacio de manera óptima.

Eso lo veremos en el siguiente punto.

estilo loft suelos tipo cemento

Colores.

Otra característica que podemos destacar es el uso de los colores.

Un uso muy lógico si tenemos en cuenta los materiales que se utilizan.

En conjunto, los colores neutros son los principales.

Sobre todo:

  • Blancos.
  • Negros.
  • Grises.

Los grises principalmente por la utilización del cemento, pero también una gran escala de los mismos.

Los negros se utilizan también mucho, sobre todo en forja y en tuberías, pero también en ciertas paredes.

Es más que habitual ver una pared pintada de negro que contrarreste con el resto del espacio.

No se deben pintar todas las paredes de negro, puesto que eso eliminaría la personalidad a la construcción industrial y haría del lugar algo muy oscuro.

colores habituales en estilo industrial

Y los blancos, por supuesto.

Con todo esto, también hay un color o tipo de color muy predominante: el marrón.

Ya sea por los ladrillos, la madera, o por el mobiliario.

Esto da un punto muy natural y cálido, puesto que aquí entran gran variedad de tonos.

Linealidad.

Las formas que se utilizan, tanto para ventanas, como para arquitectura en general, se corresponden a gráficos lineales, círculos, etc.

Es decir, no es típico utilizar formas orgánicas o que no formen parte de figuras típicas y sencillas.

iluminación bombillas edison

Luz natural.

Algo muy habitual son también los grandes ventanales que consiguen captar mucha luz natural, sobre todo en las construcciones primigenias.

Sin embargo, adaptar este punto concreto a cualquier construcción puede ser algo complicado, por lo que se intentará aprovechar al máximo la luz, pero no será tan evidente como en las edificaciones de antaño.

A no ser que tengamos en mente construir una casa desde cero.

Entonces casi podremos hacerla a nuestro gusto.

Techos altos.

No podemos olvidar que, para conseguir una buena sensación de espacio, los techos altos son casi una necesidad.

De hecho, es muy típico tener estos techos y que haya una segunda altura parcial de toda la superficie conectada por unas escaleras vistas de metal.

Sin duda, la sensación será muy similar al estilo original.altura loft industrial

Otros elementos.

Por último, cabe mencionar el tipo de decoración e iluminación artificial.

Encajan a la perfección las bombillas tipo Edison sin lámparas, colgadas por cables o cuerdas.

Respecto al mobiliario, es habitual encontrar muebles reciclados, sin barniz (algo que no recomendamos mucho), sofás de cuero, mesas de madera y metal, etc.

Eso ya depende un poco del gusto del propietario o de lo que se quiera conseguir.

Pero si realmente lo que queremos es tener un estilo industrial clásico, entonces esos elementos son los que más te ayudarán a conseguirlo.

Materiales de construcción más adecuados para ambientes de estilo industrial.

Este es uno de los puntos más importantes del artículo.

Gracias a él, vas a descubrir cómo lograr el diseño que tanto deseas.

Imagina que has adquirido un local y tu idea de negocio se alinea perfectamente con el estilo que estamos tratando.

Piensa incluso en que has comprado una vivienda y tu sueño es conseguir un loft industrial 100 % y vivir en un espacio con tanto encanto.

Probablemente, en ambas opciones, la arquitectura, per se, no esté enfocada a ello.

Ahora pongámoslo más fácil teniendo la opción de construir tu propia vivienda o negocio.

Está claro que, en este último caso, conseguir un espacio 100 % personalizado es mucho más sencillo, pero todos estos puntos tienen algo en común: los materiales de construcción.

Hace unas décadas, habría sido mucho más costoso adaptar nuestra vivienda o local.

Incluso en algunos casos, habría sido difícil.

Sin embargo, hoy tenemos la posibilidad de crear un alma industrial gracias a múltiples soluciones constructivas.

materiales para loft industrial

Ladrillo visto o revestimientos de imitación.

Una de las zonas con más identidad de una construcción es la de las paredes o los revestimientos.

Y en lo que refiere a lo industrial, el ladrillo es el rey.

En este caso, lo ideal sería tener las paredes con ladrillo visto o caravista, al menos en algunas de ellas.

Sin embargo, si has adquirido ya una edificación, puede que su interior cuente con una capa de yeso o alisado.

Pero no hay de qué preocuparse.

En la actualidad existen revestimientos de imitación ladrillo de muchos tipos que dará ese toque increíble.

De hecho, son tan realistas, que es difícil diferenciarlos de los reales.

Además, existen múltiples acabados y texturas.

ladrillo visto industrial

Es como si compraras azulejos, pero con textura, tamaño y color de ladrillos reales.

Su colocación es sencilla y un gran punto a favor que es la limpieza, es más cómoda y funcional que los ladrillos de verdad.

Por tanto, este material de construcción no puede faltar.

Vigas de metal.

Hemos hablado de que las zonas diáfanas son parte del estilo.

Sin embargo, un piso suele estar dividido por tabiques cuya función es la de dividir o separar el espacio.

No obstante, también están los muros de carga, cuya función principal es la de dar soporte a la construcción.

En este caso, no se pueden eliminar por razones obvias.

Pero en el caso de los tabiques divisorios, puedes eliminar esas barreras para conseguir un espacio libre.

Ahora bien, para añadir un toque mucho más industrial, podemos aplicar vigas metálicas, que aun no siendo 100 % necesarias en todos los casos, sí nos darán cierta perspectiva.

También nos ayudarán a conseguir el diseño que estamos buscando.

revestimientos y tuberías estilo industrial

Tuberías de metal o cubrecaños.

Las bajantes o tuberías vistas forman también del estilo loft.

Si no es una construcción nueva o hecha a tu gusto, probablemente no sea lógico picar la pared para que se vea.

Ahora bien, en algún caso puede que haya algunas tuberías no ocultas.

Si son metálicas y están en buen estado, serán perfectas.

En caso contrario, te recomendamos que apuestes por guardacaños o cubrecaños de hierro fundido.

Su estética y forma aportará un gran diseño al espacio.

Microcemento.

Este material es uno de los más potentes a la hora de conseguir un estilo industrial de 10.

Es tan bueno, que hace tiempo dedicamos exclusivamente un artículo al microcemento.

Pues bien, por si no lo conoces, se trata de un material continuo que sirve tanto de revestimiento, como de pavimento.

¿Y en qué nos puede servir para este caso? Pues en todo.

microcemento en estilo industrial

Tiene un acabado como si fuera cemento, pero con unas propiedades superiores.

La textura, limpieza y resistencia lo hacen un producto perfecto ya no solo para nuestra sala de estar, sino para dormitorios y baños.

Además, está disponible en muchos colores y encajará a la perfección con este estilo.

Te lo aseguramos.

Puertas correderas/casonetos.

Por último, vamos a hablar de un material que no suele mencionarse cuando hablamos de este tipo de construcciones, pero que vemos en él una magnífica solución.

Se trata de las puertas correderas o también conocido como casonetos.

Uno de los problemas de las viviendas (no tanto de los negocios) del estilo industrial, es que, al intentar conseguir espacios diáfanos, a veces se renuncia un poco a la privacidad.

También está el caso en que se puede requerir más espacio y hay que optimizar al máximo el que hay.

Y gracias a las puertas correderas (de muchos estilos), podemos conseguir ese ahorro y además aportar un aspecto moderno y funcional a tu construcción.

Ideas para adaptar una vivienda o negocio.

Después de todo lo que hemos visto, estamos seguros de que te han quedado claros muchos conceptos y cómo conseguir que tu vivienda o negocio luzcan como una auténtica construcción industrial.

Como comentamos más arriba, aquí nos queríamos centrar principalmente en materiales y soluciones constructivas.

Pero aparte de ello, creemos que ofrecerte algunas ideas, aun añadiendo parte de diseño interior, te ayudará a ver, con más claridad incluso, cómo conseguir tu objetivo.

Vamos a verlo.

negocio tipo industrial

Salón industrial moderno.

La joya de la corona será el salón.

Aquí te recomendamos que apuestes, sin lugar a dudas, por revestimientos de imitación ladrillo en varias paredes.

Si el espacio es amplio, una buena idea sería poner una pared de microcemento en gris oscuro o negro.

Para el suelo, la idea es clara; microcemento gris en toda la superficie.

Para añadir más magia, un buen sistema de calefacción alineado con el estilo serían las chimeneas más rústicas o lo que es mejor: estufas de hierro fundido.

Esto claramente será el broche final.

Aparte, una mesa de madera de buenas dimensiones (que tenga un buen tratamiento) y luces sencillas completarán este estilo.

Cocina estilo industrial.

Esta quizás sea la zona más polivalente en cuanto a materiales y decoración.

Depende mucho de si está integrada (que seguramente lo esté) con la sala de estar o no.

Si es así, hay un elemento que quizás no se comente, pero que es maravilloso: una cocina de leña.

Sí, todavía existen y te sorprenderá lo apreciadas que son por parte de los cocineros más célebres.

Las hay de un estilo moderno y otras más clásicas.

cocina-salón industrial

Respecto a los revestimientos y pavimentos, aquí te recomendamos que seas práctico.

Quizás los ladrillos, por muy bonitos que queden, no sean las mejores opciones en las paredes, por lo que opta siempre por cerámicas o azulejos que sean fáciles de limpiar.

Para añadir un toque extra, puede poner una mesa de madera o con perfiles de metal.

Baño decoración industrial.

Otra zona que tenemos muy clara es la del baño.

Suelos y paredes con microcemento, de eso no hay duda.

Por otra parte, puedes optar por unas mamparas que hay acristaladas con listones negros metálicos.

Son elegantes, pero nos recuerdan al estilo que buscamos.

baño con mampara industrial

Respecto a la grifería, no resulta descabellado ir por los bimandos y de color dorado u ocre desgastado.

Dormitorio de estilo industrial.

Un dormitorio tipo industrial es algo muy personal.

Busca sobre todo funcionalidad y algo acogedor.

En este caso, un microcemento en el suelo de color terrosos puede ser buena idea.

Y en 3 de las paredes, revestimientos apariencia ladrillo.

En la pared donde tengas el armario, puedes optar por algo más liso y con colores neutros.

dormilorio en loft industrial

Un cabecero de cama de madera o incluso hacer muebles con palets es también una gran opción.

Respecto a la iluminación, que sea siempre cálida y con lámparas principalmente metálicas, grandes o bombillas Edison.

Conclusión.

El estilo industrial tiene tantos adeptos que casi no hay un lugar en el mundo en el que no se pueda encontrar.

La amplitud, esa sensación bohemia y la gran personalidad que desprende está fuera de toda duda.

Quizás, adaptarlo a un piso no sea lo más sencillo del mundo, pero es totalmente viable.

negocio estilo industrial

Con los materiales que te hemos indicado y una buena planificación, estamos seguros de que conseguirás un gran diseño.

Si necesitas esos materiales tan esenciales para obtener lo que deseas, en Santiago Criado los encontrarás.

Tantas opciones que querrás ponerlas todas :-P.

Te esperamos en el siguiente artículo 😉.