Los revestimientos para paredes exteriores, son uno de los elementos más importantes de toda obra arquitectónica. En este artículo, te mostraremos qué son exactamente, los tipos de revestimientos más empleados, cuáles son las mejores opciones y su precio.

¿Qué son los revestimientos?

Los revestimientos son las capas exteriores de muros o paredes. Existe una gran diferencia entre los revestimientos para paredes exteriores y para las interiores. Si deseas profundizar en este tema, te recomendados leer nuestro artículo sobre pavimentos y revestimientos en el interior.

Hoy en día, los revestimientos exteriores para fachadas, cumplen funciones muy importantes dentro de una arquitectura. No sólo aportan la estética principal externa que puede incrementar el valor de un inmueble, sino que también son los materiales que actúan como primer escudo frente a los factores climatológicos, contaminantes y otro tipo de agresiones externas. También funcionan como aislantes térmicos.

revestimientos casas modernas

Combinación de distintos revestimientos en casa moderna.

Deben ser materiales resistentes para poder soportar las inclemencias del tiempo, contaminación, etc.

Así pues, son componentes que hay que instalar a la perfección y mantener regularmente para evitar roturas, desprendimientos y posibles filtraciones que pueden producir humedades .

Tipos de revestimientos para paredes exteriores.

Actualmente, existen multitud de materiales de construcción utilizados para los muros exteriores. Siempre hay que tener en cuenta la zona en la que vivimos, ya que no todos los revestimientos se pueden adaptar a las diferentes climatologías existentes.

Por otra parte, conviene tener en cuenta también que existen distintos tipos de fachadas, por lo que también se tendrán que adaptar a éstas.

Una vez dicho esto, veamos cuáles son los revestimientos exteriores más habituales.

Ladrillo.

Los ladrillos son unos de los materiales de construcción más resistentes y antiguos que existen. De sobra son conocidas las virtudes de este elemento.

Más allá de sus características dentro de la arquitectura y construcción, los revestimientos exteriores de ladrillos, están muy extendidos.

Podemos indicar que existen dos tipos muy diferenciados cuando vemos edificios que por fuera tienen ladrillos.

En primer lugar, el más utilizado es el ladrillo de tipo caravista que no sólo cumple una función estética, sino que además forma parte de la obra en cuanto a estructura. Es decir, mantiene un peso importante de la construcción. Al utilizarlo como elemento constructivo, se le da al final el llamado acabado aparente para que cumpla la función visual.

revestimiento ladrillo

Edificio con ladrillo caravista.

Por otra parte, nos encontramos con las placas de ladrillo que son unos paneles o losas que se adhieren a las propias paredes del edificio ya sea mediante mortero o adhesivos especiales y transforman por completo la estética de la construcción.

Esta última opción, se utiliza principalmente en la rehabilitación de viviendas y te aseguramos que queda muy bien y mejora mucho el estado del edificio.

Tanto una como otra son opciones muy válidas. Tener las paredes de tu estructura con ladrillos siempre es una apuesta ganadora.

Si quieres saber más en profundidad todo lo relacionado con este material, consulta nuestro artículo específico sobre el ladrillo.

Piedra.

La piedra como revestimiento exterior, tiene muchas similitudes con el ladrillo en cuanto a manera de implementarla en las construcciones. Es también un elemento resistente y otro de los materiales más antiguos.

También cumplen varias funciones y pueden colocarse de diferente manera.

En primer lugar, nos encontramos con los bloques de piedra. Estos se utilizan como sistema constructivo, tal y como sucedía con los ladrillos. Suelen tener grandes dimensiones y se utilizan en entornos más rurales apilándolos unos sobre otros.

revestimiento exterior de piedra

Casa con revestimiento de piedra.

En la otra opción, tenemos el recubrimiento de piedra.

Dentro de estos recubrimientos, podemos encontrarnos a la piedra de distintas maneras.

Cortes de piedra: son cortes que se realizan con un grosor variable y que se van colocando directamente sobre el muro de manera más o menos alterna. Se pueden encontrar con cortes regulares o irregulares.

Así serían las piedras sueltas, pero existe una gran alternativa que es en forma de malla. Vienen ya las piedras colocadas en una malla con dimensiones determinadas y evitan que se tengan que colocar una a una, lo que agiliza el trabajo y se economiza en cuanto a mano de obra. Existen naturales y artificiales.

En este caso, se aconseja realizar un revoque impermeable en los muros exteriores para evitar posibles filtraciones y provocar humedades en el interior.

Desde hace tiempo, hay muchas construcciones modernas y minimalistas que utilizan una combinación de piedra con otros materiales aportando así un diseño dinámico y más urbano.

En este caso, recomendamos que se intenten poner colores neutros para que no tenga que competir la piedra con el resto de los materiales y así disfrutar de todos los elementos en su conjunto.

Ahora bien, sabiendo todo esto, debemos conocer también que hoy en día existen muchas opciones de distintas piedras. Colores, tamaños, texturas, etc.

Algunas de las más utilizadas son: cuarcita, granito (tanto en aplacado como en bloque), piedra de Villamayor y otras areniscas, pizarra, piedra de campastelo, piedra vatei (aplacado), y muchas más.

Cemento.

El cemento, es otro de los grandes materiales que se utilizan para construir muros o paredes y para revestimientos. Es decir, un edificio puede estar construido en cemento en bloque estructurado o como aplacado de revestimiento.

Dentro del mundo del cemento, existen muchas opciones.

Cuando se utiliza cemento para paredes exteriores, podemos encontrar diversos formatos con acabados muy distintos para que se adapten a la personalidad del edificio.

Existen las lamas de cemento que están compuestas de un derivado de cemento para tener unos acabados más uniformes.

lama de cemento para muros y paredes

Lama de cemento para paredes exteriores.

Son listones muy sencillos de instalar y además impermeables.

Estéticamente aportan una textura lisa, elegante y moderna.

Por otra parte, dentro de los revestimientos exteriores de cemento, nos encontramos con los acabados directos. Esto significa que el material queda tal cual una vez retirado el encofrado del edificio. El aspecto que da es natural y con estética desigual.

Al otro lado, podemos ver los acabados indirectos. Esto consiste en cemento que es tratado ya sea con productos químicos o mecánicos después del desencofrado.

En este caso, la textura queda más lisa y se pueden aplicar distintos colores.

Es una manera de revestir que se adapta a cualquier entorno y se puede combinar sin problema con otros materiales para fachadas.

Madera.

La madera es un material que se lleva usando siglos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un elemento menos resistente que los anteriores y hay que saber cuándo es conveniente utilizarlo y cuando no.

Existen tipos de madera que son robustas y duraderas como la de roble. No obstante, se deben de tratar químicamente para hacerlas más resistentes y sobre todo para luchar contra la humedad.

Por otra parte, son materiales bastante combustibles, es decir, que se queman con facilidad y necesitan bastante mantenimiento para que estén en perfecto estado.

Aún así, no todo son desventajas.

La madera es un producto natural, ecológico, renovable y funciona muy bien como aislante térmico y acústico.

Estéticamente, aporta un encanto especial a los muros y se puede disponer de una gran variedad de tonos y colores.

revestimiento de madera

Construcción con revestimiento de madera.

Actualmente, no es habitual crear una casa con toda la estructura de madera (al menos en España), pero existe esa posibilidad.

Luego está la opción más extendida cuando nos decantamos por este material que es forrar los muros con listones. Recubrir las paredes con madera para crear esa estética con diferentes técnicas.

Azulejos.

Los azulejos son uno de los materiales que más posibilidades puede aportar dentro de los revestimientos exteriores para paredes.

Pueden adoptar casi cualquier apariencia como: madera, cemento, piedra, ladrillo, etc.

Otra de las ventajas, es que son muy sencillos de instalar.

Únicamente se necesita recubrir la pared con mortero o adhesivo y colocar los azulejos.

Existen azulejos con distintos tamaños, colores, formas e incluso texturas que tienen acabados en relieve.

Es una gran opción a tener en cuenta debido a su versatilidad, resistencia y dureza.

edificio con revestimiento exterior porcelánico

Construcción con revestimiento exterior porcelánico.

Si nos decantamos por esta opción, el tipo de azulejo más recomendable para exteriores es el porcelánico técnico.

En este caso, y como siempre comentamos, gracias a la tecnología e innovación, podemos disponer de materiales que cada vez son más eficientes.

Existen los azulejos porcelánicos efecto foto catalítico que consiguen que el propio material se limpie cuando llueve lo que provoca un menor mantenimiento.

Morteros acrílicos.

Los morteros acrílicos son materiales creados con resinas acrílicas, minerales y pigmentos.

Este tipo de componentes son muy resistentes y transpirables, por loq ue aportan a las fachadas no sólo estética sino también una gran protección.

También aportan una buena impermeabilización a las paredes.

morteros acrílicos para revestimientos exteriores

Construcción con acabado de mortero acrílico.

Se encuentran con distintos acabados como: fino, medio y grueso. Depende del resultado que quieras, podrás elegir entre esas opciones.

Es muy interesante también por la amplia posibilidad de colores y su sencilla aplicación.

Existen morteros acrílicos para aplicar manualmente o con pistola.

Sin duda, es otra gran opción si quieres sencillez y funcionalidad.

Laminado de pvc.

Los laminados de pvc son aquellos materiales con base plástica.

Actualmente, se pueden encontrar lamas de buena calidad en el mercado.

Ofrecen buena resistencia, impermeabilidad y variedad de diseños.

revestimientos exteriores pvc

Revestimiento exterior de pvc.

Si está bien instalada, el aspecto puede quedar muy natural ya que suelen tener texturas como la  madera.

Por otra parte, suelen ser materiales más empleados para casas prefabricadas y medianeros de edificios.

La instalación es sencilla y rápida.

Chapa.

Las fachadas con chapa metálica no son las más extendidas en los edificios para viviendas o casas unifamiliares, pero tienen su público.

Principalmente podemos encontrar muros y paredes revestidos con chapas en edificios industriales y naves. Digamos que son materiales más habituales en zonas de fábricas y polígonos.

Las chapas, suelen ser onduladas lo que les da un aspecto muy particular. Unos de los más conocidos son los paneles sándwich.

revestimiento exterior de chapa

Revestimiento exterior de chapa en nave.

Su instalación es sencilla, pero debido a su poca resistencia térmica, lo ideal es aplicar antes aislantes para que no transfieran el calor que absorben al interior.

Son materiales más ligeros de lo que pensamos y resistentes.

Pueden darles un aspecto original a algunas construcciones y su mantenimiento es bajo.

¿Cuál es el mejor revestimiento para paredes exteriores?

Resulta algo complejo elegir un revestimiento sin tener en cuenta el lugar en el que vivimos y el tipo de construcción que tenemos.

Debido a la cantidad de opciones que tenemos hoy en día, puede ser difícil escoger el mejor revestimiento para paredes exteriores.

No obstante, en nuestro caso y como expertos en materiales de construcción, nosotros recomendamos: la piedra, el ladrillo, los azulejos porcelánicos técnicos, los morteros acrílicos y las lamas de cemento,

Es indiscutible que estas opciones son las que más ventajas aportan. Podríamos decir incluso que son los materiales más seguros en cuanto a resistencia y durabilidad.

revestimientos exteriores casas de diseño

Casa de diseño.

No sólo aportan una estética increíble, sino que además se pueden combinar entre sí creando preciosos edificios y viviendas y teniendo la certeza de que nos durarán años y años con un bajo mantenimiento y una calidad excepción.

Por todo esto, te recomendamos que antes de decidir, conozcas en profundidad estos productos y consultes con profesionales para ver cuál se puede adaptar mejor a tu construcción.

Precios revestimientos para paredes exteriores.

El precio es también un aspecto fundamental a la hora de revestir una fachada.

Aunque sabemos que es muy variable dependiendo de la calidad de los materiales y de las marcas, te indicaremos la media de lo que cuesta por metro cuadrado revestir tu pared exterior.

En el caso de revestimientos de piedra, la media se puede situar en 65€ por m2.

Por otra parte, si lo que queremos es el ladrillo visto, el precio medio es de aproximadamente 50€ por m2.

Si hablamos de azulejo porcelánico, es más complejo crear una media ya que depende más de las piezas, por lo que se puede indicar un abanico de precios de entre 40 y 120€ el m2.

Los morteros acrílicos, sin embargo, se venden por litros. Podemos adquirir un bote de 5 litros por unos 25€ aproximadamente.

Respecto a la madera, dependerá mucho del tipo y de su tratamiento, pero puedes adquirirla por 60 euros el m2.

Las lamas de cemento tienen un precio medio de 40 € por m2.

Por otro lado, las láminas de pvc se pueden encontrar sobre 35€ el m2.

Ya, por último, están las chapas con un precio medio de 25€ por m2.

A todo esto, hay que sumarle siempre el coste de la mano de obra y otros materiales que se vayan a necesitar como el mortero en el caso de los azulejos (por poner un ejemplo).

Conclusión.

Ahora que conoces los revestimientos para paredes exteriores más habituales, sólo tienes que pensar qué es lo que más se adapta a tus necesidades.

Decidir el tipo de paredes exteriores que queremos para nuestra vivienda, es una decisión muy importante por lo que ten en cuenta todo lo que te hemos indicado.

Mira el lugar en el que vives, las condiciones climatológicas, cuál es el estilo de la zona y qué tipo de vivienda deseas. Ya con eso, podrás hacerte una idea de cuál es la mejor opción para tu fachada.

Si todavía no lo tienes claro, déjanos un comentario y te contestaremos lo más rápido que podamos.

¡Hasta el próximo artículo!