Los azulejos, las cerámicas, las baldosas, los pavimentos y los revestimientos, son algunos de los elementos que todo hogar posee.

Son materiales utilizados a nivel mundial que visten suelos y paredes de los cuartos de baño y de las cocinas, entre otros muchos lugares.

En este artículo, aprenderás a diferenciar los distintos tipos y te daremos trucos y consejos sobre limpieza de azulejos, aplicaciones, patrones, instalación, precios y medidas.

¿Qué son los revestimientos y pavimentos?

Los revestimientos y pavimentos son unos materiales creados principalmente de cerámica la cual está compuesta por un tipo de tierra llamada arcilla. A esta materia prima, también se le añade carbonato cálcico, feldespato y sílice, lo que otorga mayor resistencia al producto.

El grosor suele tener una media de 10 milímetros en el caso de los azulejos. Si hablamos de pavimentos, la media es de 20 centímetros.

En general, estas piezas poseen distintas caras muy diferenciadas. El anverso que será la parte visible y tiene una textura lisa (aunque también existen modelos con relieves) y el reverso, el cual tiene unas cuadrículas o formas estriadas y porosas que ayuda a la adherencia en el momento de la aplicación.

En su mayoría, tienen también una capa de esmalte que le aporta propiedades hidrófugas.

Origen de la cerámica.

Para poder entender bien el origen de los revestimientos y pavimentos, antes debemos hablar de la cerámica.

La cerámica es la base mayoritaria de estos productos. Para encontrar el origen, viajaremos hasta el neolítico, es decir, entre los años 4000 y 6000 a.C.

No se debe confundir esto con la alfarería, ya que muchas veces se engloban los mismos términos para distintos significados.

La cerámica, proviene del griego keramikós que significa ‘hecho de arcilla’. Como comentamos en el artículo de los ladrillos, en esta época se empezó a establecer la sedentarización del hombre, por lo que comenzaron a crear elementos a partir de la tierra para crear construcciones fijas en las que vivir de manera más segura y cómoda.

yacimiento neolitico ceramico

Yacimiento en Anatolia. Lugar donde se encontraron restos cerámicos del Neolítico.

La base, es la arcilla mezclada con varios elementos. Al principio lógicamente todo era muy rudimentario y se creaban productos cerámicos para construcciones, almacenaje, herramientas, etc…

El proceso es similar al del ladrillo. Se somete la arcilla junto con el resto de elementos a un proceso de cocción para darle resistencia y firmeza.

Poco a poco, la cerámica comenzó a ser un producto decorativo a la vez que funcional para las construcciones. Los árabes, grandes alfareros y diseñadores, llevaron esto a un punto muy alto creando increíbles modelos de azulejos que inundan multitud de construcciones que a día de hoy podemos disfrutar.

El hombre ha ido perfeccionando la técnica de fabricación, engomes,  esmaltes y coladas en las arcillas. Desde el primer molde hecho con una tablas para hacer un adobe hasta el primer plato giratorio para hacer piezas de alfarería.

Por todo esto, podemos decir que la cerámica y todos sus descendientes, son materiales que han sobrevivido al paso del tiempo y se han adaptado gracias a la evolución tecnológica.

Clasificación de baldosas cerámicas.

Hoy en día, hay una gran variedad de revestimientos y pavimentos. En muchas ocasiones, metemos en el mismo saco a los azulejos con cualquier tipo de baldosa ya sea de revestimiento o pavimento. Como a veces es complicado saber diferenciar si no se está familiarizado con las cerámicas y los materiales de construcción en general, te explicaremos qué son los revestimientos y los pavimentos y qué tipos hay.

Revestimientos.

Los revestimientos son aquellos materiales que se utilizan para revestir o recubrir las paredes de manera interno o externa de cualquier construcción. Tienen dos grandes funciones: decorativa y protectora.

Pavimentos.

Los pavimentos son los materiales que se colocan en el suelo. Tienen las mismas funciones: decorativa y protectora, aparte de mantener una superficie lisa.

*Es importante saber, que no sólo están hechos de cerámica, sino que existen de distintos materiales como madera, cemento o asfalto, aunque en este artículo nos ceñiremos a los cerámicos.

Una vez que conocemos la diferencia entre ellos, ya podemos hablar de los tipos de pavimentos y revestimientos.

diferencias entre revestimientos y pavimentos

Azulejos: los azulejos son aquellas baldosas cerámicas porosas, cocidas y finas que tienen en una de sus caras una aplicación de esmalte que aporta brillantez, impermeabilidad y resistencia los cambios de temperatura. La arcilla utilizada puede ser roja, blanca, etc. Es importante saber que los azulejos no sirven como pavimentos, es decir, para el suelo.

Esto se debe a que la resistencia mecánica, que es la resistencia a la rotura o flexión por impacto, no es lo suficientemente grande como para soportar los golpes etc.

distintos tipos de azulejos

Respecto al tema estético, hay multitud de modelos y diseños. Los colores son casi infinitos y aunque suelen ser lisos, también existen modelos con texturas.

Por otra parte, pueden estar hechas de distintas pastas, como por ejemplo la pasta blanca y la pasta roja.

Pavimento Gres: las baldosas de gres son materiales cerámicos que tienen grandes similitudes en cuanto a composición con los azulejos. Sin embargo, los materiales y la forma de producción es distinto al de los azulejos para así poder tener una gran resistencia mecánica y de desgaste a las pisadas. Disponen también de una capa de esmalte y los diseños, colores y formas son muy variados. Su capacidad de absorción de líquidos es de una media del 2,5% pudiendo tener un máximo del 6% dependiendo de la manera de fabricación y elementos, por lo que no es recomendable para exteriores.

pavimento gres

Gres Porcelánico: el material gres porcelánico es un recubrimiento cerámico que sirve tanto para paredes como para suelos. Se fabrica a partir de cerámica cocida y prensada y se puede aplicar tanto en interiores como en exteriores. El gres porcelánico es mucho más duradero y resistente a la abrasión. Además, su absorción de agua es de un 0,6% , por lo que es una calidad superior al gres.

En la actualidad es uno de los materiales más aplicados. Hay diferentes formatos y una gran variedad de acabados así como texturas y colores. Las imitaciones a maderas y cementos en la actualidad son impresionantes casi dudando del material real.

pamesa gres porcelánico

Sin duda, una gran opción.

Porcelánico Técnico: el porcelánico técnico o todo masa es el material más resistente de todos. El proceso de fabricación es distinto a los anteriores, ya que todos los compuestos utilizados se mezclan entre sí sin existir una diferencia de capas. Eso le otorga unas cualidades casi “invencibles”. Algunas de ellas son:

  • Alta resistencia al agua, a la humedad y la helada.
  • Aguante a los cambios bruscos de temperatura.
  • Solidez y resistencia a la flexión con cargas fijas y estáticas.
  • Muy férreo al impacto y a la abrasión.
  • Resistencia al desgaste por trafico intenso y por rodadura con cargas móviles.

porcelánico técnico

Por si esto no fuera poco, es un material seguro al no tener expansión, por lo que es ideal para cualquier tipo de revestimiento.

Azulejos para baños.

Los azulejos para baños o bien cualquier tipo de revestimientos,  son de los primeros elementos que tenemos azulejos para baños pequeñosen mente a la hora de hacer una reforma integral o al construir un cuarto de baño desde el principio.

Si bien es cierto que se puede elegir prácticamente cualquier tipo de azulejo para revestir las paredes, conviene tener en cuenta las dimensiones del espacio y su forma.

5 consejos para elegir correctamente azulejos para baños.

  1. Ten en cuenta como hemos dicho el tamaño. Los azulejos de color más neutros y claros suelen ser ideales para entornos más reducidos.
  2. Fíjate en la iluminación de tu cuarto de baño. Si dispone de una buena iluminación natural, puedes tener más opciones en cuanto a los colores ya que no dará la sensación de que come tanto espacio.
  3. Si tienes plato de ducha con mampara, aprovecha ese espacio para romper el diseño y crear un pequeño espacio con distintos tonos y tamaños, es muy habitual y le da dinamismo al cuarto de baño.
  4. Los revestimientos duran muchos años, intenta escoger uno del que no te vayas a cansar.
  5. En cuanto a los pavimentos, poner un tono algo más oscuro que el de los revestimientos hace que se creen dos espacios muy diferenciados, pero con gran armonía si combinan entre sí.

Azulejos y revestimientos para baños pequeños.

Una de las preguntas más frecuentes es cuáles son los mejores azulejos o cualquier tipo de revestimientos para cuartos de baño pequeños.ceramicas porcelánicas gran formato para baños pequeños

Existe la “falsa creencia” de que no se deben poner azulejos de gran formato para baños pequeños. Nada más lejos de la realidad.

Podemos considerar que un azulejo o baldosa tiene gran formato cuando uno de sus lados tiene al menos 40 centímetros de longitud.

Esto sucede porque se crean menos juntas entre los azulejos, lo que aporta mayor sensación de amplitud. Raro es el baño en el que no se pueda meter azulejos o baldosas de “pequeño gran formato”.

También, como hemos indicado más arriba, conviene poner un pavimento distinto a los revestimientos para poder romper un poco el diseño en el caso de haber elegido tonos oscuros, ya que, si elegimos baldosas aptas para suelos y techos y ponemos las mismas con esos colores oscuros, la sensación visual hará que parezca todo más pequeño.

Otro detalle importante que combina perfectamente con los azulejos, son los perfiles metálicos. Si utilizamos los mismos azulejos pero añadimos perfiles, estos productos otorgan un precioso diseño rompiendo (de manera positiva) el diseño y aportando luminosidad y elegancia.

Cómo colocar azulejos.

¿Nunca te has preguntado cómo se colocan los azulejos para que queden todos a la misma distancia? Seguro que sí. El proceso para colocar azulejos se denomina alicatado. Esta palabra, proviene del árabe al-qataa que es la acción de revestir paredes o suelos ya sea con azulejos, baldosas o cerámicas.

Proceso de colocación de azulejos

Normalmente se van colocando de arriba abajo. Es fundamental que la primera hilada quede perfecta, porque si queda mal, ya será muy complicado que el resto de azulejos superiores queden rectos. Para ello, es necesario haber realizado una buena nivelación en el suelo con unas tablillas o reglas.

Por otra parte, hay unos elementos muy útiles llamados calzos de nivelación, que sirven para poner entre los azulejos y mantener la misma distancia entre ellos.

En la pared, se da cemento cola o pegamento específico para ello y se crea un dibujo con una espátula especial con líneas. En la parte trasera del azulejo, se echa también adhesivo y se crea un dibujo similar. Esto se hace para que la adherencia entre pared y azulejos sea mayor. En la imagen puedes ver qué tipo de forma suele hacerse.

como alicatar azulejos

Los azulejos de pared se deben colocar siempre en hileras de abajo a arriba.

Una vez que se han colocado todos, se pasa un sellador sobre las juntas y se elimina el excedente, dejando una aplicación perfecta 😊. Una vez terminado todo el proceso, lo ideal es aplicar un detergente específico llamado Deterdeck para dejar todo brillante.

Cómo taladrar azulejos.

No mentimos si decimos que taladrar azulejos es un proceso bastante delicado. Si intentamos clavar algo sin más en ellos o perforarlos sin hacerlo correctamente, podemos romper la baldosa y provocar una avería grande ya que muy probablemente haya que cambiar la pieza al quedar “destrozada”.

Por ello, si quieres perforar azulejos de una manera segura, sólo tienes que seguir los siguientes pasos que aparecen a continuación:

  • Limpia el azulejo de cualquier tipo de suciedad.cómo taladrar azulejos
  • Comprueba que no vas a perforar encima de ninguna llave de mando o enchufe.
  • Marca con un rotulador el punto exacto donde quieres perforar y haz un pequeño triángulo con cinta de carrocero.
  • Coge un clavo o un punzón y con la ayuda de un martillo, da un golpe no muy fuerte pero firme para poder hacer un pequeño agujero haciendo saltar de esa manera un poco el esmalte (si lo tuviera).
  • Una vez tenemos ya un pequeño agujero, pondremos en el taladro una broca universal o de punta de lanza. Empezamos a introducir la bronca a una velocidad muy suave. Evita utilizar el percutor del taladro.
  • Coloca los tacos con un partillo de plástico o similar para evitar dañar los azulejos. ¡Listo!

 

Cómo limpiar azulejos y cerámicas.

Sí, sabemos que limpiar no es lo más divertido del mundo 😐 , pero es algo fundamental para mantener una higiene adecuada y además, que a quién no le gusta ver las cosas limpias.

En este caso, nos centraremos en los azulejos más típicos de cocina y baño. Estos son los esmaltados, que como ya hemos visto más arriba, son perfectos para estas estancias ya que no son nada porosos y su estética y limpieza, los hace ideales en estos entornos.

Cómo limpiar azulejos del baño.

Para limpiar los azulejos del baño, primero debemos de retirar todo lo que esté por el medio como: toallas, botes, etc…

Una vez que está todo despejado, te recomendamos que hagas una cosa que te ahorrará mucho tiempo posteriormente. Pasa el aspirador por todos los azulejos o si lo prefieres o no dispones de aspirador, coge una mopa con un recambio nuevo y haz varias pasadas a todos los azulejos de las paredes.

Con esto, conseguirás eliminar la mayor parte de las pelusas y pelos adheridos a los azulejos. Después, pasa el aspirador por el suelo o bien barre bien.

cómo limpiar azulejos

Perfecto, ya hemos dejado allanado el camino para limpiar correctamente.  Ahora debemos decidir queremos utilizar productos específicos o bien naturales.

Productos naturales para limpiar azulejos.

Puedes utilizar un paño o estropajo y aplicarle vinagre blanco. Una vez que hayas limpiado todos los azulejos, aclara donde sea posible con agua o sino utiliza un paño limpio y húmedo para retirar el vinagre sobrante. Esto serviría para azulejos que no tienen manchas excesivamente incrustadas.

Si queremos una solución para manchas más rebeldes, mezclamos en un recipiente lo siguiente:

  • 500 ml de agua.
  • 250 de vinagre blanco.
  • Dos cucharadas soperas colmadas de bicarbonato.

Verás que al mezclarlo, se creará una reacción. Una vez que la efervescencia haya terminado, puedes empezar a aplicar la solución sobre las los revestimientos e incluso los pavimentos. Frota con un paño húmedo o con una estropajo y aclara con agua o con el paño limpio.

También podrás utilizar productos químicos de supermercado específicos para este fin.

Limpieza de la cal.

Hay zonas en las que el agua es muy dura y por consiguiente tiene gran cantidad de cal y ésta se convierte en el peor enemigo de los azulejos y sanitarios en general.

En este caso, la mejor solución es la prevención. Cuanto más evites que se acumule la cal con una limpieza regular, menos problemas habrá de que se incruste. Si fuera tarde para eso, seguro que has oído que el vinagre blanco lo quita, pero sentimos decirte que en la mayor parte de los casos, no elimina el problema, por lo que tendrás que optar por productos químicos creados exclusivamente para eliminar la cal. Recuerda utilizar siempre guantes.

Cómo limpiar azulejos de la cocina.

La limpieza de los azulejos en la cocina suele ser bastante más laboriosa y pesada que en los baños. Esto es porque en la cocina, como bien sabemos,  se acumula gran cantidad de grasa y de suciedad al preparar ahí los alimentos.

También es importante, al igual que con la cal, limpiar frecuentemente, pero si ya tenemos los azulejos hechos un desastre y lleno de grasa que está muy incrustada, hay varios trucos para que el trabajo de limpieza sea más llevadera.

Trucos y consejos para la limpieza de azulejos de cocina.

  1. Si hay grasa que está muy dura, puedes utilizar una rasqueta de encimera o como la de la vitro para poder quitar las salpicaduras más difíciles ahorrando mucho tiempo.
  2. El amoníaco es altamente desengrasante. Puedes hacer una mezcla de una o dos partes de agua muy caliente por una de amoníaco. Pulveriza los azulejos y deja que actúe. Mantén siempre las ventanas abiertas para ventilar los gases que desprende el producto.
  3. Ten cuidado al limpiar e intenta que la bayeta o el estropajo no toquen las juntas a no ser que sea el del aclarado y esté completamente limpio.
  4. Si con estos pasos no sale toda la grasa y suciedad, adquiere un producto específico desengrasante.
  5. Una vez que estén limpios, pasa un poco de vinagre blanco diluido en agua o de alcohol de limpieza y ya verás qué relucientes quedan.

Precios azulejos, revestimientos y pavimentos.

Como siempre el precio de los azulejos es muy variable, aunque una de las cosas que tenemos que tener en cuenta es que se venden por metro cuadrado o por caja. Los precios pueden comenzar en 6€ por metro o caja pudiendo llegar a 100€ por metro cuadrado.

Una caja suele ser de metro cuadrado o 1,20 por lo que se pagará la parte proporcional.

El formato de 15×15 suele ser de los más económicos, aunque hay que tener en cuenta que a veces sale mejor comprar uno de mayor formato ya que es más económico y rápido alicatar 30 azulejos que 80.

Conclusión.

Si después de toda esta información, todavía no te queda claro qué tipo de azulejos, revestimientos o pavimentos son los que más se pueden adaptar a tu hogar, lo único que tienes que hacer es ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que podamos.

Recuerda que siempre hacemos hincapié en la calidad de los materiales. Este tipo de productos nos van a acompañar muchos años, por lo que siempre es mejor invertir un poco más y evitar así tener que hacer un mantenimiento constante de los mismos.

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario. Nos ayudará mucho para seguir generando contenido útil 😉 .