Integrar una lavadora en el baño no es una de las primeras ideas que se nos vienen a la cabeza cuando nos vamos a un nuevo hogar.

Por norma general, en España es más que habitual colocar estas máquinas que nos facilitan la vida a la hora de lavar nuestra ropa en la cocina.

Ahora bien, ¿es el mejor lugar para ello?

Son muchas las preguntas que surgen ante esto y a veces son pocas soluciones las que se ofrecen.

Por eso, en este artículo te vamos a dar razones más que suficientes para poder poner tu lavadora en el baño (si cabe) y dejar una solución estética y funcional de 10.

¿Por qué deberíamos pensar en otros lugares para colocar nuestra lavadora?

Como hemos visto, colocar la lavadora en la cocina es casi cultural.

Sin embargo, si lo analizamos detenidamente, ¿realmente una cocina es el mejor sitio para ella?

Pues en realidad, no.

Existen otras zonas mucho más recomendadas.

Si bien es cierto que lo ideal sería tener una zona exclusiva para estas máquinas, la mayor parte de las viviendas no se lo pueden permitir por falta de espacio.

Pero nos empeñamos en colocarlas ahí y no somos conscientes de que no son el lugar ideal por:

Olores.

Aunque una lavadora funciona con la puerta cerrada, los olores de la cocina son muy habituales y al sacar la ropa limpia, siempre se pueden transferir en mayor o menor medida.

lavadora ropa sucia cocina

Uso “antinatural” del espacio y la funcionalidad.

El eterno problema de gran parte de las viviendas es su espacio, y el de la cocina no es una excepción.

Este electrodoméstico suele tener un volumen considerable y situarlo aquí nos resta funcionalidad al no poder dedicar esta superficie a elementos únicos de la cocina.

Y es que cada vez contamos con más utensilios y dispositivos que requieren su espacio.

Por tanto, tener la lavadora aquí no solo nos quita espacio, sino funcionalidad a la hora de realizar las tareas.

Tiempo e higiene.

Seguro que sueles poner tu ropa sucia en un cubo de ropa.

Y también es seguro que ese cubo no lo tienes permanentemente en la cocina, ¿verdad?

Por tanto, te toca llevar toda la ropa desde el baño (o donde la guardes), hasta la cocina, meterla en la lavadora, luego retirarla para tenderla…

Total, que al final ni resulta cómodo, ni higiénico tener que estar transportando esas prendas sucias por parte de la casa.

Y ya si nos metemos en que en la cocina se acaba acumulando grasa casi en cualquier lugar, entonces apaga y vámonos.

lavadora en cocina

Porque podemos ser muy limpios y pulcros y mantener un orden perfecto, pero inevitablemente el electrodoméstico sufrirá esa suciedad en cualquier recoveco.

Por todo esto, no es de extrañar que seamos unos defensores de los baños con lavadora integrada.

Ventajas de tener una lavadora en el baño.

Parece que hay como una “leyenda urbana” que dice que está prohibido poner la lavadora en el baño.

La verdad es que no sabemos de dónde ha salido eso, pero nada más lejos de la realidad.

También es cierto que a muchas personas les da algo de respeto tener un electrodoméstico en esta zona del hogar.

Esto es debido al miedo de sufrir choques eléctricos.

Pero seamos serios.

En la actualidad la construcción y las instalaciones han mejorado enormemente y es casi imposible que esto suceda.

lavadora en el baño

Y si es así, se deberá a una instalación deficiente y porque no hay una toma de tierra correcta.

No obstante, ya te decimos desde aquí que esto es prácticamente imposible en nuestra actualidad.

Dicho esto, ¿cuáles son las ventajas de colocar una lavadora en cuarto de baño?

Vamos a verlas:

Diseño.

Estamos de acuerdo en que uno de los mayores atractivos de nuestro baño es el diseño.

Igualmente, también el de la cocina.

Todos deseamos algo moderno, funcional y que además no se quede obsoleto a lo largo de los años.

Ahora, plantéate una cosa.

Por lógica, ¿dónde se adapta mejor (en cuanto a estética) una lavadora?

Si lo piensas bien, indudablemente pega más en un baño que en una cocina, de eso no cabe duda.

Si bien es cierto que hay aseos en los que sería complicado poner este electrodoméstico, en general suele haber un baño más grande en nuestros domicilios.

Y ahí precisamente es donde se puede jugar con todos los elementos y conseguir una uniformidad estética sin igual.

Por tanto, una de las grandes ventajas es el diseño.

Comodidad.

Vamos a otro punto fundamental: la comodidad.

No resulta muy práctico tener que ir de un lado para otro con la ropa sucia.

No importa si tardas unos segundos o más.

Tener la lavadora en el baño hará que la colada sea mucho más rápida y cómoda.

Siempre nos quejamos del tiempo y cada segundo que se pueda aprovechar, bienvenido sea.

comodidad lavadora en baño

Limpieza.

Como todo electrodoméstico o elemento de nuestro hogar, la lavadora debe ser limpiada de regularmente.

Si está en el baño, y encima cubierta o protegida, entonces se manchará menos y su mantenimiento higiénico será inferior.

Ahora bien, en la cocina, lugar de tanto tránsito, vapores y suciedad, al final se acaba acumulando grasa y polvo.

Y cuando estas dos se juntan, las labores de limpieza se complican.

Por ello, mantenerla en el baño asegurará una máquina más limpia y protegida.

Liberación de espacio.

Estamos de acuerdo que el espacio que ocupa una máquina de la colada en un sitio u otro es el mismo.

No obstante, también estaremos de acuerdo en que en la cocina es posible que necesitemos más espacio de almacenamiento que en el baño.

Es por eso que si decidimos no instalarla en la cocina, dejaremos un gran espacio para el resto de utensilios o dispositivos y la lavadora estará en un lugar más apropiado.

No más olores en tu ropa.

Otro tema que ya hemos mencionado es el de los olores.

Cada vez pasamos menos tiempo en casa y necesitamos optimizar las tareas.

Por eso, normalmente aprovechamos a hacer varias cosas a la vez.

Por ejemplo, cocinar, mientras lavamos la ropa. Es algo normal.

Sin embargo, cuando llega el momento de recoger la ropa mojada, muchas veces habrá olor a comida en la cocina y al final siempre se acaba transfiriendo a la ropa.

Y es que los olores a comida penetran más que otros porque van acompañados de vapores que hacen que se adhieran a los tejidos.

Aunque sea algo mínimo, pero al final siempre nos arriesgamos a eso.

Dicho esto, esa transmisión de olores no sucederá en un baño.

Sí, a veces puede haber malos olores, pero no se transmiten a las prendas, te lo aseguramos.

Y eso supone una gran ventaja, sin lugar a dudas.

Disminución de ruidos y vibraciones.

Por último, queremos destacar la disminución de ruidos y vibraciones.

El sonido de la lavadora se podría asemejar un poco al de la campana extractora.

Es un ruido molesto, constante, y en el momento en que la cortamos pensamos: “madre mía, menudo alivio”.

Pues ahora imagina estar comiendo, cenando o haciendo otras labores con la centrifugadora puesta.

Al final el ruido y las vibraciones nos acaban mareando.

Pero eso no pasa en un cuarto de baño.

Normalmente, esta estancia permanece más aislada y no suele estar cerca de la cocina o del comedor.

Por tanto, te puedes ahorrar hasta dolores de cabeza gracias a estar en un lugar independiente.

La solución definitiva: mamparas de ducha con armario incorporado.

Vamos a ver varias ideas de lavadoras en el cuarto de baño, pero entre todas, queremos destacar la que te vamos a mostrar.

Sin lugar a dudas es una de las mejores soluciones de la actualidad.

Gracias a ella, vas a poder disfrutar de un diseño espectacular y una funcionalidad de 10.

integrar la lavadora en el baño

Y eso solución es la de instalar una mampara de ducha con armario incorporado.

¿Suena raro? Pues sigue leyendo.

Esta medida es muy muy nueva.

Se trata de hacer ese cambio de bañera por ducha que llevas pensando mucho tiempo y poner en su lugar una mampara con un armario colindante con espacio suficiente para la lavadora.

Y eso no es todo.

lavadora oculta en mueble de baño

Es que encima cuenta con baldas para almacenamiento.

Pero aún hay más.

Es una solución personalizable, por lo que podrás elegir los acabados, las alturas de las baldas, etc.

En definitiva, matas dos pájaros de un tiro.

Consigues un espacio para ducharte muy moderno y al lado tienes un mueble para ocultar la lavadora que forma parte de todo el conjunto.

vista aérea de armario con mampara

Ahora es posible que te preguntes si eso es seguro o cómodo.

Pues sí, es muy muy seguro porque ambos espacios están divididos y el armario está preparado para instalar estos dispositivos.

Se podría catalogar dentro de los baños con lavadora oculta.

Y si lo ves en directo, te aseguramos que te sorprenderá su estética, comodidad y acabado.

mampara con armario almacenamiento

Además, no necesitas tener dos metros.

Basta con 1,60 de longitud para poder aplicar esta fantástica solución.

Ventajas principales.

Para que lo veas en conjunto, vamos a ver una lista de los beneficios.

  • Diseño inigualable.
  • Gran personalización en: acabados, perfilería, altura de las baldas, tipo de apertura.
  • Seguridad al utilizar vidrio de seguridad y sistema anti-vuelco.
  • Montaje rápido.
  • Gran durabilidad.
  • Si se elige, espejo de gran altura en una de las puertas.

En definitiva, la opción definitiva para aquellos que desean tener todo en uno en el baño sin perder estética y funcionalidad.

disimular la lavadora en el baño

Y si ves que prefieres dejar la lavadora fuera el armario, también es una excelente opción para almacenamiento de toallas, productos de higiene y limpieza o incluso un cubo cerrado para ropa sucia.

almacenamiento de diseño en el baño

Otras ideas para colocar tu lavadora en el cuarto de baño.

La solución que te hemos indicado es para nosotros la perfecta, pero lógicamente hay otras opciones también a tener en cuenta.

Y es que dependerá mucho de las dimensiones y el diseño de baño.

Vamos a ver algunas.

Integración de lavadora con mobiliario.

Aquí vemos una lavadora que se ha integrado junto al mobiliario del baño.

lavadora integrada en mueble de baño

Honestamente, no nos parece la opción más estética del mundo, pero es posible que sea la solución a los baños pequeños.

Aprovechando las esquinas.

En otras ocasiones, tenemos un espacio en la esquina y puede ser una solución para colocar el electrodoméstico.

lavadora en la esquina del baño

Aquí vemos que no se oculta de ninguna manera, pero debido al diseño de la lavadora, tampoco es que quede demasiado mal con el ambiente completo.

En armario visto.

Por último, queremos destacar la que es para nosotros la segunda mejor opción.

La lavadora está en alto sobre una estantería/armario visto.

lavadora integrada en estantería de baño

Aquí se podrían aplicar diversas soluciones para que el aparato no esté a la vista, por ejemplo, poniendo una especie de cortina o tela que vaya a juego con la estética.

De esta manera, se puede disimular la lavadora en el baño.

¿Qué necesitamos para instalar una lavadora en el baño?

Finalmente, te vamos a indicar información muy útil a la hora de instalar una lavadora en el baño.

Sabemos por experiencia que es algo que preocupa en general por no saber muy bien cómo proceder.

Por eso te vamos a indicar algunos puntos fundamentales a tener en cuenta.

Conexiones.

Necesitarás tener conexiones de agua y desagüe para que pueda cumplir su función.

Esto no debería preocuparnos, ya que el baño suele tenerlos siempre.

Ahora bien, si donde vas a instalarla no hay (en ese preciso lugar), entonces un fontanero lo puede realizar o, lo que es mejor, aprovecha una reforma para hacerlo.

Suministro eléctrico.

Como todo aparato electrónico, necesitarás acceso a la corriente eléctrica.

Y, sobre todo, que dicha conexión tenga toma de tierra.

Esto es obligatorio y necesario para salvaguardar la seguridad y evitar accidentes.

Espacio suficiente.

Siempre hay que medir bien.

Sabemos que las ganas de tener un baño pequeño con lavadora integradas son muchas, pero comprueba que podrás abrirla correctamente.

Aparte, también tienes que sentirte cómodo al hacer la colada.

De nada sirve tenerla en el baño si su uso resulta incómodo.

soluciones para poner lavadora en baño

Conclusión.

No son pocas las opciones a la hora de situar una lavadora en nuestro baño.

Si bien es cierto que no siempre podremos hacerlo por razones de espacio, te recomendamos que si tienes una bañera y quieres quitarla, apuestes por la mampara con armario integrado.

Desde que ha salido al mercado, muchas personas han decidido apostar por esta solución que oculta nuestro electrodoméstico y además nos sirve como lugar de almacenamiento.

Por eso, si están buscando una solución perfecta, puedes en nuestro almacén de materiales de construcción en Salamanca.

Disponemos de todo tipo de soluciones para tu hogar.

Y estamos especializados en cerámicas, saneamientos, muebles de baño y dispositivos que te hacen la vida más fácil.

Esperamos que te haya resultado útil toda la información.

¡Hasta el próximo artículo! 😉