La construcción industrializada es una de las corrientes que más se está haciendo eco dentro del mundo de la arquitectura y construcción.

La mano de obra ha disminuido en los últimos años debido a que las personas desean optar por otros tipos de trabajo, y la tecnología e innovación está provocando un cambio de rumbo en la construcción industrializada de casas.

En este artículo de hoy, te indicaremos qué es exactamente, las diferencias con la construcción más tradicional, tipos y mucho más.

Vamos a ello.

¿Qué es la construcción industrializada?

La construcción industrializada es un tipo de creación de edificios, casas u otro tipo de construcciones que hacen uso de la tecnología más innovadora para formar una edificación o parte de ella.

Esto significa que distintos tipos de elementos como los estructurales, se crean en fábricas o industrias y se colocan directamente en el lugar sin necesidad de hacer todo el trabajo manual in situ.

Al ensamblar los distintos componentes en fábrica, se ahorra mucho tiempo de trabajo y además el margen de error disminuye exponencialmente.

fabrica construcción industrializada

La construcción industrializada no es algo nuevo, ya que lleva implantada en el mundo desde que surgió la revolución industrial.

No obstante, y gracias como siempre a la tecnología, este tipo de construcción ha visto su mayor evolución en el s. XX y en el s. XXI.

El motivo por el que se creó y se está dando un gran empujón en los últimos tiempos, es, como casi siempre, la necesidad.

Diferencias entre construcción industrializada y casas prefabricadas.

Ahora bien, no debemos confundir la arquitectura o construcción industrializada con las casas prefabricadas.

Aunque pueden tener puntos en común, hay que saber diferenciar estas dos vertientes.

Mientras que las casas prefabricadas se construyen íntegramente en una fábrica y se colocan directamente en el lugar donde van a ir instaladas, la construcción industrializada crea módulos, segmentos o partes de una construcción que posteriormente se ensambla en el lugar elegido.

Aparte, las casas prefabricadas suelen contar con un diseño predefinido, siendo difícil personalizar lo que deseamos.

Eso no pasa con las industrializadas, ya que se pueden crear distintos elementos originales y únicos en muchos casos.

grau construcción industrializadamódulos

Por último, conviene saber que existe la construcción modular que es una mezcla entre la prefabricada y la industrializada.

Diferencias entre la construcción industrializada y la tradicional.

Por otra parte, nos encontramos con grandes diferencias entre la construcción industrializada y la tradicional.

Aunque el resultado de una edificación sea similar, la forma en la que se compone y realiza es muy diferente.

En este caso, la mayor diferencia entre una y otra, es que la construcción industrializada no necesita en su mayoría de conglomerantes hidráulicos.

Esto significa que la construcción se hace en seco, algo muy valorado a la hora de no tener que “luchar” contra la climatología, por ejemplo.

Por otra parte,en la tradicional, es necesario crear muros como pueden ser los fabricados con ladrillo.

Si utilizamos la construcción industrializada, esos mismos muros de otros materiales en muchos casos, vienen en piezas desde las fábricas y directamente se ensamblan entre sí en el lugar definitivo.

edificación construcción industrializada

Con esto, se consigue un ahorro de tiempo importante debido a la eliminación del fraguado, entre otros muchos aspectos.

Tipos de construcción industrializada.

Dentro de este mundo, existen diversos tipos de construcción industrializada.

Aunque probablemente vayan surgiendo muchos más en un corto período de tiempo, indicaremos los tipos más relevantes.

Construcción con hormigón.

La construcción con hormigón trata de sustituir los forjados, los paneles de obra y los pilares de la edificación por estructuras con capacidad portante creados con hormigón armado.

Estos mismos paneles, en general se componen de tres capas:

  • Capa interior.
  • Capa aislante.
  • Capa exterior.

Dentro de este tipo, nos encontramos también con distintas variantes entre las que están: encofrado vertical y especial, hormigonado horizontal y dispositivos prefabricados.

Construcción ligera.

La construcción ligera es aquella que hace uso de perfiles de acero galvanizado a través del cual se crea el esqueleto de la edificación.

Puede contar con paneles ligeros y/o con paneles estructurales con interior metálico.

construcción ligera industrializada

Construcción con madera.

Aunque en España no es demasiado habitual la construcción con madera, en otros países como EEUU este tipo está muy extendido.

Gracias al bajo coste y la facilidad de personalizar cualquier estructura, supone una de las más utilizadas en ciertos países, aunque creemos que hay materiales mejores para las edificaciones.

Ventajas y desventajas de la construcción industrializada.

Implementar este tipo de edificaciones cuenta con grandes ventajas y algunas (pocas) desventajas respecto a las tradicionales.

Lo ideal es ver el proyecto en conjunto y tener en cuenta las necesidades de la construcción en sí.

Esto, quiere decir que habrá ocasiones en las que la construcción tradicional sea más adecuada y viceversa.

Ventajas.

Algunas de las ventajas más destacadas de la construcción industrializada son:

Rapidez.

El tiempo de ejecución disminuye notablemente.

Esto es debido a que gran parte de la edificación, se realiza en fábricas con máquinas y tecnología de última generación que es capaz de general los elementos necesarios de manera automatizada y eficaz.

Aparte, no se depende de las condiciones meteorológicas que pueden detener una obra.

Menor margen de error.

Al utilizar sistemas innovadores, se crean menos errores que pueden causar problemas estructurales a la larga.

Sostenibilidad.

Uno de los puntos fundamentales de la edificación industrializada es que resulta mucho más sostenible ya que el consumo energético y de agua se reduce.

Por otra parte, se reduce la producción de residuos al crearse en lugares preparados y optimizados para ello.

Menor riesgo de siniestralidad.

Ensamblar los elementos industrializados es un trabajo mucho más sencillo y seguro que construir desde cero.

Por tanto, se reducen las posibilidades de accidentes en las obras.

Ahorro de costes.

Aparte del ahorro en tiempo, también disminuye el gasto en profesionales cualificados.

Desventajas.

Aunque cuenta con pocas desventajas, es necesario tener en cuenta algunas de ellas.

Personalización.

Pueden darse casos, en los que no sea posible personalizar al 100% nuestra edificación.

edificación industrializada estructura

Contratación de profesionales.

Aunque esto no sea una desventaja en sí, hay que tener en cuenta que debemos de contar con un estudio de arquitectura y una empresa que nos asegure que el proyecto se llevará a cabo con la mayor profesionalidad y eficiencia posible.

Como ves, las ventajas superan en número e importancia a las desventajas.

No obstante, como hemos comentado, cada caso es especial y siempre se tendrá en cuenta cuál es la mejor opción para nuestra edificación.

¿Qué se necesita para acceder a la construcción industrializada?

Aunque la construcción industrializada cuenta con la misma estructura del Código Técnico de la Edificación (CTE) debemos tener siempre en cuenta conseguir la expedición de un DAU.

Un DAU, es un documento en el cuál se especifica el cumplimiento de los requerimientos que debe cumplir una edificación como la habitabilidad, la funcionalidad y por supuesto, las exigencias básicas de seguridad.

Contar con este documento ayudará a los profesionales de diseño y ejecución a realizar su trabajo de manera más sencilla y eficiente.

Conclusión.

Sin duda, la edificación industrializada es el pasado, el presente y sobre todo, el futuro.

Este cambio de tendencias en el mundo de la construcción se hace cada día más necesario para poder contar con las innumerables ventajas que tiene, entre ellas, la sostenibilidad.

Aunque hoy por hoy el conocimiento general sobre esta manera de edificar no está demasiado extendido en el público general, más pronto que tarde será algo totalmente normal.

El mundo cambia a pasos agigantados y es necesario actualizarse para conseguir obras más eficientes, sostenibles y duraderas.

En Santiago Criado, apostamos siempre por la innovación y por aquello que va a suponer una mejora para el resto.

¡Hasta el próximo artículo 😉!